Pacto por los plásticos

Reciclaje y reutilización de residuos  

Hace un par de meses, Chile decidió seguir los pasos de Inglaterra y Francia y se convirtió en el tercer país en lanzar un “Pacto por los Plásticos”, lo  cual es una buena noticia para el planeta.

Hace un par de meses, Chile decidió seguir los pasos de Inglaterra y Francia y se convirtió en el tercer país en lanzar un “Pacto por los Plásticos”, lo  cual es una buena noticia para el planeta.

Esta iniciativa forma parte de “The New Plastics Economy”, un proyecto impulsado por la fundación Ellen MacArthur.

Hoy grandes compañías, ONG, fundaciones, el estado y el sector municipal está comprometido en trabajar por una serie de metas propuestas para alcanzar en el 2025.

Estas metas están relacionadas con el reciclaje y una reducción importante de los desechos en el país.

“La conciencia ecológica va más allá de no arrojar basura a la calle; esto tiene que ver más con un orden social. La conciencia ecológica es evitar la producción de desechos al máximo, es apostar por el reciclaje y la reutilización de los productos”, comenta Francisco Urrutia, gerente división WCP de Hunter Douglas Chile.

Algunos compromisos

Entre los compromisos que ha adquirido el país para adherirse a este proyecto encontramos los siguientes:

  • Adiós al plástico. Plantean realizar acciones para eliminar los envases y utensilios plásticos de un sólo uso, los cuales muchas veces son innecesarios y resultan ser más dañinos que útiles.

Para lograr objetivos como los mencionados las grandes empresas se apoyan en la innovación y el rediseño de productos partiendo de una raíz más amigable con el medio ambiente.

En pocas palabras, quieren apostar por el “ecodiseño”, un término que ya ha agarrado popularidad en el último par de años, además de que esto también va en línea con la Ley de Reciclaje (REP).

  • Reciclaje en empresas. Otro de los compromisos pautados para el 2025 plantea que el 100 % de los envases y embalajes plásticos deben ser diseñados con un fin reciclable, reutilizable o para compostaje.

Muchas marcas reconocidas ya se han adherido al pacto, como Mall Plaza, Coca-Cola, Soprole, Nestlé, entre otras.

Esto significa que durante los próximos meses no será novedad ver cambios y nuevas propuestas en sus productos.

  • Reciclaje en domicilios. El tercer compromiso sigue la misma línea que el compromiso anterior, en este definen que un tercio de los envases y embalajes plásticos domiciliarios y no domiciliarios debe ser efectivamente reciclado, reusado o hecho compost. Esto quiere decir, adiós a los desechos plásticos.

En este punto es importante acotar que un estudio realizado por la Asociación Gremial de Industriales del Plástico de Chile (Asipla), acerca del consumo total de resinas plásticas en Chile (990.000 toneladas) señaló que al año se reciclan tan sólo 83.679 toneladas. Esto quiere decir que apenas un 8,5 % de los desechos plásticos es reciclado, mientras que el restante no siempre termina en rellenos sanitarios.

  • Productos hechos a partir de material reciclado. Y para seguir promoviendo el reciclaje y reutilización de productos, la última meta señala que el 25 % del material de los envases y embalajes ─en sus distintos formatos- debe ser reciclado.

Las ventajas futuras

Un acuerdo como este no sólo permite generar un mayor nivel de conciencia ecológica en la sociedad, sino que motiva a las empresas y todos los actores involucrados a pensar en soluciones sustentables para nuestras prácticas diarias.

Por otro lado, también nos plantea un futuro prometedor para el crecimiento económico y el desarrollo de nuevos negocios, en el que todos trabajen en armonía con el medioambiente.

“Propuestas como estas son el impulso que necesitamos para alcanzar la reducción de residuos y una economía circular en el país. Chile es un país con una alta capacidad de aumentar la tasa de reciclaje y sin dudas mejoraremos trabajando juntos por esta causa”, concluyó, Francisco Urrutia, gerente división WCP Hunter Douglas Chile.

Mientras tanto, aún se espera que se terminen de dar a conocer los últimos detalles de este proyecto, de los que están encargados la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, el nuevo presidente de la Fundación Chile, José Ramón Valente y la líder para Latinoamérica de la fundación Ellen MarcAthur, Luisa Santiago.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *